¿Cómo llegaremos a enero del 2015?

El último mes del año, diciembre, está a la vuelta de la esquina; y con este la entrega de aguinaldos, regalos y el tan esperado bono navideño; ideal para liquidar o disminuir las deudas adquiridas durante el año.   Distribuir de la mejor manera este ingreso y vivir con tranquilidad los siguientes meses, es una meta que debemos fijarnos, ya que el dinero recibido no es un regalo, sino el resultado del trabajo de todo un año.

Las festividades se acercan y con ello la emoción de las reuniones con la familia y las amistades, los regalos para nuestros seres queridos, la tentación de buscar las ofertas en todas las tiendas y adornos navideños para decorar el hogar; todas estas acciones las realizamos sin detenernos  a evaluar si nuestros ingresos son suficientes para hacer todos esos gastos.

Sí gastamos más de lo que hemos presupuestado para esta época, nos enfrentaremos con mayor dificultad al inicio del año 2015; donde nuestras cuentas de ahorros y bolsillos deberán hacer frente a los gastos que probablemente no habíamos considerado, y por lo tanto, nuestros ingresos no alcanzarán para cubrir los pagos recurrentes.

Para que disfrute de las fiestas navideñas y a su vez esté tranquilo al inicio del año, es preciso organizar los gastos, aprovechar los recursos económicos que tenga a la mano, evitar gastar más de lo necesario y poner en práctica los siguientes consejos:

Sea precavido: De los ingresos recibidos en diciembre, ahorre al menos el 10%  y deposítelo en su cuenta de ahorro de la cooperativa. Esto representa un respaldo económico que le evitará vivir angustiado por el aumento de precios durante los primeros meses del año.

Liquide sus deudas: Utilice una parte de este ingreso extraordinario para liquidar o reducir aquellas deudas que le generen intereses elevados, de esta forma se quita un peso de encima y al mismo tiempo permite que sus ingresos durante el próximo año no se vean disminuidos por las deudas que ha acumulado.

Reserve el pago de anualidades. Si tiene gastos recurrentes mensualmente, como por ejemplo, pago de colegios, automóvil, hipotecas, entre otros, y le ofrecen un descuento atractivo por pago adelantado, es conveniente utilizar el ingreso recibido o una parte de él para abonar o terminar la deuda, de esa manera usted tendrá dinero extra para sus ahorros.

Mantenga la calma. Si realizó compras a meses sin intereses y  tiene dinero para cubrirlo periódicamente, no le conviene liquidarlo “Lo importante es no caer en la generación de intereses”. Así, el dinero podrá invertirlo y recibirá mayores ganancias y mejores beneficios.

Si va a tramitar inversiones, solicite ayuda. Acérquese a los asesores financieros en cualquier sucursal de Universicoop y solicite información sobre el plazo y condiciones de la inversión que más se adapte a su necesidad.

Prepare un presupuesto navideño. Asígnele a las festividades y a las compras navideñas una cantidad determinada. Si es posible deje algunas compras para después de diciembre, no olvide que la mayoría de los comercios hacen rebajas importantes durante el mes de enero. Aproveche los ingresos recibidos, compre de contado. Su objetivo debe ser iniciar el año con menos deudas y no con más obligaciones.

Recuerde. . . “La publicidad le hace comprar lo que no necesita con el dinero que no tiene

No se endeude. Lo mejor es comenzar el año con finanzas sanas, evite adquirir compromisos a plazos mayores a 4 meses, por lo que el monto máximo para hacer todas sus compras navideñas debe ser en base a la cantidad que puede pagar cada mes, durante 3 ó 4 meses. Por ejemplo, si mensualmente puede pagar $200 sin desajustar su presupuesto, entonces el monto máximo que puede gastar es de $600 u $800 aproximadamente, dependiendo del plazo y cuidando no excederse, pues de lo contrario, pasará la mayor parte del siguiente año pagando deudas antiguas y deberá olvidarse de sus propósitos de año nuevo (cambiar de automóvil, remodelar la casa, las vacaciones con la familia, etc.)

No olvide que el dinero que recibirá en diciembre  es el fruto del esfuerzo de todo un año, así que no lo desaproveche y gástelo de manera inteligente: ahorre una parte, liquide deudas y elabore un presupuesto para regalos.

Comité de Educación Universicoop
Noviembre 2014
Fuente de Referencia: El Economista